Anuncian la llegada del nuevo autobús Marcopolo G8 al mercado mexicano

Nueva línea de autobuses representa un gran avance en innovación

Julio 2021. Después de haber sido lanzado en Brasil el nuevo Marcopolo G8, anuncian su llegada al mercado mexicano como un autobús con un nuevo estilo que eleva los estándares más altos de innovación, diseño, confort, seguridad y tecnología avanzada; un proyecto que representa para la marca un gran avance en la transformación de las generaciones de carrocerías, evolucionando sus distintivas líneas y dinámicas avanzadas.

La Generación 8 cuenta con un aspecto llamativo, siguiendo el ADN del diseño Marcopolo que valora la fluidez de su figura, el diseño limpio y moderno transmite una sensación de velocidad y ligereza. El concepto se basó en la premisa de aportar atributos de excelencia y diferenciales únicos que brindan mayor competitividad a los operadores y aumentan los niveles de seguridad, comodidad y conectividad para pasajeros y conductores.

Los autobuses estarán disponibles a partir de este año y están compuestos por los modelos tradicionales de la línea Paradiso, en sus diferentes versiones. La Generación 8 podrá ensamblarse con cualquier plataforma de tren motriz de las principales montadoras que hay en el mercado mexicano, además serán configurados con características especiales de acuerdo a las necesidades de cada cliente y normas de transporte siguiendo un modelo con patrones de movilidad inteligentes.

«Nuestro equipo de ventas y representantes a nivel nacional estarán a su disposición para brindarle todo la información relacionada a nuestras carrocerías. Nuestro principal compromiso es garantizar la satisfacción a nuestros clientes, además de ofrecer a los usuarios experiencias de viaje únicas, es por eso que nuestra filosofía está basada en hacer las cosas que nos inspiran a innovar el transporte de pasajeros y avanzar en dirección hacia nuevas conquistas; estamos seguros de que será un éxito», comentó José Luiz Goes director general de Marcopolo México.

Innovación, comodidad y seguridad

El trabajo conjunto para el desarrollo de la Generación 8 ha dado como resultado la creación de una familia de vehículos que presume de una mejora del 11% en el coeficiente aerodinámico. La iniciativa supone un gran atractivo para las empresas de transporte, ya que permite reducir costos operativos, lo que se traduce en un ahorro de combustible y la consiguiente reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

Otra preocupación de Marcopolo es la comodidad del pasajero, en este sentido, para hacer la experiencia aún mejor al abordar los modelos Generación 8, la empresa invirtió en investigación y desarrollo para diseñar todo el ambiente interno. Cerca de 100 ingenieros de la empresa viajaron en autobús en todas las regiones del país, en total más de 44 mil kilómetros recorridos para conocer las diferentes necesidades y preferencias de los clientes.

Este trabajo proporcionó una mirada cuidadosa a temas como el ancho y el espacio entre los asientos, la circulación dentro del vehículo, el tiempo de permanencia a bordo y el uso de equipos electrónicos. Desde esta percepción, se realizaron cambios como la creación de escaleras de acceso con escalones anchos, iluminación LED indirecta y un nuevo diseño del sistema de apertura de puertas, más eficiente y robusto.

Para ampliar el espacio interior y acomodar mejor a los pasajeros y el equipaje, Marcopolo trabajó en diferentes frentes. Los asientos adquirieron una nueva estructura y diseño ergonómico, optimizando el espacio para las piernas. También se adoptó una nueva forma de distribución de las composiciones de espuma del asiento y del respaldo, con el fin de garantizar aún más comodidad y acogida. Otro punto pensado fue el sistema reclinable, que tiene una activación más fácil y suave, permitiendo numerosas posiciones según el biotipo del usuario.

El concepto de sostenibilidad también estuvo presente en varias etapas del proceso de creación de la Generación 8. Una de las prioridades de la compañía era reducir en un 80% el uso de fibra de vidrio, sustituyéndola por materias primas poliméricas especiales aplicados en la fabricación de parachoques, parrilla delantera y tapa trasera, entre otros componentes, dando como resultado piezas más livianas y resistentes. Las piezas ofrecen una mayor flexibilidad y absorción de impactos, y pueden repararse o reciclarse fácilmente.