En franca expansión Volvo Buses desarrolla nuevos productos sólo para México; presentan nuevo presidente de la “Joint Company”

Rafael Kisel Reinisch (c), presidente de Volvo México y director general de Volvo Buses

Rafael Kisel Reinisch (c), presidente de Volvo México y director general de Volvo Buses

Junio 2013. En franca expansión Volvo México anunció para este año el incremento de sus inversiones hasta en cinco millones de dólares (mdd) para la modernización y mejora de su planta de autobuses en Tultitlán, Estado de México; además de realizada 10 mdd en el desarrollo de nuevas tecnologías y productos solamente para nuestro país.

Rafael Kisel Reinisch, mencionó lo anterior en el marco de su presentación como nuevo presidente de Volvo México y director general de Volvo Buses, en donde aprovechó presentar su plan de trabajo y el panorama actual de la empresa en México.

“Fui elegido a través de un proceso muy transparente en donde Volvo México abrió la oportunidad para tener nuevo director general de Buses y presidente de la Joint Company; un proceso de tres meses abierto para nacionales y extranjeros que finalmente dio por mi elección, basada por mi trayectoria, resultados y conocimiento del mercado, principalmente en el segmento de autobuses y mi relación con los clientes”, expuso en entrevista con NT Rafael Kisel.

Sobre la operación de Volvo Buses, su permanencia y crecimiento en el país, Kisel reconoció el trabajo de identificación que en los últimos dos años y medio fue realizado, para el desarrollo y aumento del portafolio de producto de la marca; realizándose en los últimos seis meses importantes lanzamientos para el segmento de foráneos, como: el 8300 S, el 9700 Grand, y ahora el Double Decker que esta por lanzarse la primera semana de julio 2013, los cuales esperan les otorgue una muy buena posición de productos, adecuados a las necesidades del mercado mexicano.

“Son unidades que han tenido muy buena acogida, con trenes motrices probados, muy rendidores, rentables para las compañías; ya hicimos la tarea ahora es continuarla, solo del 9700 Grand tenemos ordenes por más de 400 autobuses. En la parte urbana tenemos la convicción por transmitir al resto de la industria, autoridades, transportistas y usuarios, por un cambio en el sector con unidades más limpias y seguras con un aumento de presencia de Volvo Buses”.

Asimismo, fue dado a conocer el plan de expansión de Volvo México con su red de distribuidores, que en 2012 cerró con 32 puntos de atención y para el 2015 la expectativa es cerrar con 62, casi el doble: “este año estamos abriendo 11 puntos nuevos con una red de distribuidores mixta, inversión privada y de Volvo, retomando ciertas regiones del país por estrategia”.

“Lo mas importante en Volvo es que somos una compañía global, siempre ocupada por la calidad de sus productos, seguridad y cuidado al medio ambiente; sabemos que nuestros productos son un bien de capital para nuestros clientes y por lo mismo tenemos que hacerlos más rentables”, concluyó el directivo.

Rafael Kisel Reinisch, es originario de la Ciudad de México 1992 e inicio su carrera en Volvo, como gerente de Compras; director de Abastecimiento, Tráfico y Logística, Manejo de Materiales; en la área de Proyectos e Ingeniería de Procesos; director de Postventa para México; y cuatro años y medio atendiendo desde Gotemburgo, Suecia, como director de Postventa para la región de América, desde Sudamérica hasta Canadá. En 2011 regresó a México, asumiendo la posición de Planeación Estratégica y de Producto, hasta la fecha. El pasado 19 de junio, de manera oficial, presentó su plan de trabajo como presidente de Volvo México.