Muestra industria automotriz descontento por medidas fiscales y aduaneras de reforma hacendaria

La reforma hacendaria planteada por el Ejecutivo federal, implicaría la pérdida de competitividad, inversiones y empleos

La reforma hacendaria planteada por el Ejecutivo federal, implicaría la pérdida de competitividad, inversiones y empleos

Septiembre 2013. La industria automotriz en México representada por las asociaciones de fabricantes de automóviles, vehículos pesados, de autopartes, distribuidores y comerciantes de vehículos seminuevos, manifestaron su preocupación ante la eventual y pronta aprobación de las medidas fiscales y aduaneras de la reforma hacendaria, la cual como ha sido planteada por el Ejecutivo federal, implicaría la pérdida de competitividad, inversiones y empleos.

En un pronunciamiento en conjunto entre las cuatro principales asociaciones de la industria automotriz del país (Amda, Amia, Anca, ANPACT, e Ina) establecieron como la reforma pone en riesgo sus operaciones, fundamentalmente por la propuesta de gravar con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a las importaciones de material de ensamble, maquinaria y equipo mediante el depósito fiscal automotriz; gravamen que implicaría necesariamente un incremento en el costo de producción.

Asimismo, y como segundo punto, el posicionamiento menciona la propuesta de imponer un gravamen adicional del 10% sobre el pago de dividendos al extranjero; recordemos que nuestro país ofrece para atraer inversiones, esquemas de facilitación aduanera y fiscal. Según las asociaciones, esto generaría menos incentivos para asentar grandes corporativos en México. En ese sentido también se contempla eliminar la deducción inmediata de las inversiones en activos fijos.

Con un impacto directo en las ventas de autos nuevos, incentivadas mediante instrumentos de promoción, la propuesta de reducir la deducibilidad de vehículos de 175 mil pesos a 130 mil pesos, así como una reducción a la deducción del arrendamiento de 250 pesos diarios a 200, deprimirán aún más al mercado en un momento económico particularmente complejo y serán un freno a la promoción para la incorporación a la formalidad de los microempresarios; sin dejar de mencionar que se vería afectada la creación de 300 mil empleos adicionales para los próximos años.

Un punto por demás de notable preocupación, por la importación de vehículos usados, es la reforma a la Ley Aduanera que sugiere la desaparición del apoderado aduanal otorgando facultades a personas físicas para que lleven a cabo operaciones de comercio exterior, situación que llevaría a la Administración General de Aduanas perder el control de dichas importaciones, que hasta ahora  obligan a utilizar la figura del Agente Aduanal.

En ese sentido, destacan como punto seis, la iniciativa de incrementar el IVA en la zona y región fronteriza del 11 al 16% representando una desventaja para la comercialización de vehículos nuevos, toda vez que se perderá competitividad ante el impacto creciente que se enfrenta por la comercialización informal o ilegal de vehículos usados importados, los cuales han llegado a representar el 85% de las matriculaciones vehiculares de cada año.

Al final, el anuncio detalla el dialogo establecido con el Ejecutivo federal a través de la Secretaría de Economía, buscando que las medidas del paquete hacendario no sean aceptadas: destacando estar a tiempo de buscar alternativas que, no contravengan el interés público, y permitan que esta industria siga generando empleos y contribuya al crecimiento económico.