Apuesta la industria automotriz por educación y programas para jóvenes mexicanos

Destacan los esfuerzos de los agremiados en torno al apoyo e iniciativas que reafirman el compromiso por motivar a las nuevas generaciones

Agosto 2021. Incrementar los niveles de educación de calidad y disminuir el desempleo entre los jóvenes mexicanos son retos que debemos enfrentar como país, lo cual requiere de un trabajo conjunto entre los sectores público y privado, cuyo resultado sea el desarrollo de oportunidades y programas para capacitar y emplear al talento joven en beneficio del país.

Cabe destacar que la industria automotriz genera el 18.9% del PIB manufacturero de México, con una balanza comercial positiva superior a los 77 mil millones de dólares, lo que nos ubica en una posición privilegiada entre los sectores productores en México para crear nuevas oportunidades e incorporar a más jóvenes dentro de nuestras filas.

Para el sector automotriz, México es de gran importancia, pues, ostenta una posición privilegiada frente a otros países, no solo por su competitividad que es mayor a la de sus pares en la región, sino por su ubicación geográfica, su red de tratados comerciales y, sobre todo, por su mano de obra calificada. Por ello, AMIA y sus miembros refrendan su compromiso por el bienestar de las familias mexicanas, esta vez, mediante el impulso de las carreras profesionales, de la capacitación y atracción del talento joven mexicano.

Actualmente, uno de los retos que enfrenta el sector automotriz relacionado a la educación es la escasez de talento técnico, debido a una curva larga de aprendizaje y los altos costos de capacitación. Por lo anterior, miembros de la AMIA han emprendido programas de educación a docentes de carreras técnicas en ciertas regiones del país, con el propósito de mantener actualizados a las personas encargadas de formar a los futuros profesionistas del sector, así como de fortalecer los programas de estudios de instituciones que brindan educación relacionada con la industria automotriz.

Otros miembros han sumado a sus países de origen al invitarlos a invertir en la educación en México, promoviendo foros con gobiernos locales, que han resultado en acuerdos en beneficio de niñas, niños y adolescentes para que conozcan sobre las diferentes ramas de carrera que ofrece el sector.

Alineados con el compromiso de generar empleos y proporcionar a los jóvenes las herramientas necesarias para desempañar sus labores y continuar apoyando su formación profesional, los miembros de la AMIA deciden contratar y capacitar a jóvenes recién egresados para disminuir la curva de aprendizaje y fomentar el interés por laborar en el sector.

De acuerdo con cifras de la última encuesta realizada por OCCMundial “Termómetro Laboral”, el 68% de las personas manifestaron deseos de laborar para alguna empresa de la industria automotriz. Lo que resalta la importancia y responsabilidad que se tiene como país para que se sigan fomentando estas iniciativas y programas de apoyo, que hagan posible que estas personas se sumen a sus filas, al proporcionales oportunidades y una oferta laboral digna como lo ha realizado la industria automotriz a lo largo del tiempo.