La complejidad de la Carta Porte para las empresas tras prorroga del SAT

Experto docente explica por qué tanta problemática con su aplicación para las empresas de transporte y logística

Septiembre 2021. Las empresas, aunque no sean transportistas, que se dedican a la entrega de mercancías tienen hasta el 1 de enero de 2022 para adaptar sus procesos logísticos y que estos cumplan con el Complemento de Carta Porte.

Esta obligación fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (15/12/2015), pero su obligatoriedad se había calendarizado para el 30 de septiembre o generaría sanciones, sin embargo, por su complejidad, motivó a diferentes agrupaciones como Canacar a manifestarse solicitando una prórroga la cual fue concedida por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

De acuerdo con Ignacio Casas Fraire, docente de la Licenciatura en Logística Internacional de CETYS Universidad, este CFDI de tipo traslado con el complemento Carta porte, exige 180 datos, algunos delos cuales podrían vulnerar la seguridad de las personas, de las unidades y las mercancías.

“En la propia dinámica de los movimientos logísticos surgen cambios operativos, de ruta, cambios de choferes, de tractores, etc. La nueva Carta Porte exige que a cada movimiento de ese tipo se debe cancelar la Carta Porte y generar una nueva. Contiene más de 180 datos como, por ejemplo, fracción arancelaria si es de importación o exportación, nodos de las rutas, descripción de la mercancía, unidad de medida, valor, etc. que dificulta su llenado”.

Refirió también que el nuevo documento exige declarar los datos personales del operador, como RFC, licencia, domicilio, entre otros, lo que podría vulnerar la seguridad de las personas, de las unidades y de la mercancía, esto por el ambiente de inseguridad que se vive en la industria del transporte.

“La preocupación del gremio es porque si la delincuencia de por sí afecta a los comerciantes y al gremio del transporte, ahora con la información que estará más disponible mediante un código QR que cualquier dispositivo móvil podrá leer, serán más susceptibles de robos”, externó.

Ignacio Casas Fraire recordó que hace casi 10 años, con la implementación de Ventanilla Digital de Comercio Exterior (VUCEM) a las operaciones de comercio exterior, hubo también mucha incertidumbre y cierta resistencia al cambio, por lo que se pidieron varias prórrogas para poder adaptarse a su uso. Sin embargo, llegó el momento en el que el SAT decidió no dar más plazos, siendo de esta manera que comenzaron a usarlo de forma habitual, por lo que espera repetirse la historia a partir de enero de 2022.

“Por su parte, el SAT ha manifestado que, a través de la Carta Porte, buscan recaudar 150 mil millones de pesos al año una vez que se metan a la formalidad muchas empresas transportistas que imperan en la informalidad según palabras de la propia jefa del SAT en mayo pasado”, comentó el docente.

Por último, el profesor de CETYS Universidad indicó que se requiere de proveedores de software de facturación que estén a la vanguardia en el cumplimiento de estas nuevas disposiciones, lo que aún sigue en actualización.

En ese sentido, “el propio SAT ha manifestado que aún sigue trabajando para actualizar su sistema de facturación electrónica gratuita, lo que denota que aún no está preparado”.